Una pequeña terraza embaldosada en la ciudad de Barcelona. La hemos convertida en un rincón acogedor, alzando las paredes y cubriéndolas con madera de ipe. El suelo, las jardineras y el banco se han hecho con el mismo material.