Unos clientes del Camping Stel de Puigcerdà, en La Cerdanya, se quedaron un bungalow, pero querían hacer una terraza y un porche. Su petición era que si un día querían trasladar el bungalow lo pudieran hacer. Así que creamos una estructura totalmente independiente, hecha con hierro y con el techo de madera de pino pintado en blanco, siguiendo la uniformidad del bungalow. Todo está encajado con el bungalow, pero sin llegar a tocarlo.