La terraza de este apartamento de la población de Cunit, Tarragona, era una terraza algo fría, con tenía su pavimento inicial y sin ninguna reforma hecha. Sus propietarios han querido que se convirtiera en una auténtica terraza de playa, para disfrutar del sol y de cenas maravillosas a la luz de la luna, con todos sus detalles, zona de juego, zona de comida, zona de ducha, bancos y su armario de cocina exterior.

Ha sido reformada completamente utilizando materiales como la madera tecnológica y el césped artificial, y así, al ser una segunda residencia, los propietarios están libres de hacer mantenimientos y sólo tienen que disfrutarla. Ver más información de este proyecto integral.